1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dijous, 25 de setembre de 2008

Crònica de Ramon Muntaner (XV)

Mentre el rey en Jaume viatja, tal com ha quedat amb el seu fill l'infant en Pere, a l'Aragó, Catalunya i Montpeller, aquest últim continua batallant sense donar treva ni descans al regne de Múrcia i els seus naturals.

Per cert, vull fer notar que, a l'hora d'escriure aquesta crònica, seixanta anys després dels fets que relata, Montpeller ha deixat de pertànyer a la corona d'Aragó i ha entrat totalment a l'àrea sota influència francesa, cosa que el cronista deplora, i que atribueix a la immigració que, de zones franceses o filofranceses, aquesta ciutat i contornada ha anat tenint els últims anys, immigració, com no? deguda al "bon govern", bona situació econòmica i millor respecte als drets civils.

No deixaré mai de sorprendre'm de la modernitat en el pensament d'aquest cronista, absolutament patriota i m'atreviria a dir quasi nacionalista avant la lettre. Al primer paràgraf d'aquest capítol deixa dit:

"E aixi la cort se parti ab gran concordia, e ab gran alegre: e lo dit senyor Rey sen entra en Arago, e puix en Cathalunya, e en Rosello, e ana a Muntpesller: com natural cosa es que tota persona, e puix tota criatura, ama la patria, e lo lloch hon es nat."

Però tornem-hi a la traducció


XV


Y la corte se disolvió con gran concordia y alegría. Y el señor rey entró en Aragón y más tarde en Catalunya y en Rosselló y fue a Montpestller. Y él permanentemente tenía ganas de ir a Montpestller, ya que es natural que cualquier persona y cualquier criatura, estime la patria y el lugar donde ha nacido: y el señor rey En Jacme, nacido en Montpestller, mucho amó toda su vida aquella ciudad. Y todos los señores que de él descienden del mismo modo deben amarla a causa de los milagros que Dios mostró en su nacimiento.

Y quiero que sepáis que nunca ha tenido ni tendrá vasallos el señor rey de Aragón que más aprecien a los descendientes del señor rey En Jacme de lo que lo hacen los buenos hombres naturales de Montpestller. Pero desde aquellos tiempos a los presentes, por la buena señoría que encontraban, han venido a residir en esta ciudad, hombres de Cohors (197) y de Fijac (198) y de Sent Xantoni (199) y de otros muchos lugares, y de Alvernya (200), que no son propiamente naturales de Montpestller, a los que ha placido que se haya entrometido la casa de Francia; pero estad seguros que esto no agrada ni agradará nunca a todo aquel cuya ascendencia sea realmente de Montpestller. Por lo que ciertamente todos los países súbditos del señor rey deben amar de corazón y voluntad a todos los hombres de Montpestller. Y no deben permitir que se pierda a causa de las treinta o cuarenta familias de estos emigrantes que han llegado a residir en esta ciudad; y emplazo y ruego a señores, ricoshombre, caballeros, ciudadanos, consejeros, mercaderes, patrones de naves y marinos, almogávares, y peones, súbditos del señor rey de Aragón y de Mallorca y de Sicilia, que amen y honren a todos aquellos que, siendo de Montpestller, caigan en sus manos; y si así lo hacen, por la virtud de Dios y de madona Santa María de Vallvert y de les Taules, de Montpestller, y del señor rey En Jacme de Aragón que allí nació, habrán obrado meritoriamente, en este mundo y en el otro, y con cortesía y honor para ellos mismos y conservarán el recto amor que entre vosotros debe haber, y plazca a Dios que siempre sea así.

Y una vez se marchó el señor rey del reino de Valencia, el señor infante mantuvo el reino con gran rectitud; y no había sarraceno ni ninguna otra persona que actuase contra razón, y que inmediatamente no fuese castigado.

Y asimismo condujo la guerra muy vigorosa y ásperamente contra el rey de Murcia, de modo que los sarracenos no sabían a qué atenerse: que mientras ellos imaginaban que el señor infante se encontraba a diez jornadas de allí, se despertaban y veían asaltar todos sus lugares, y tomar e incendiar todo cuanto tenían: y el infante les había metido el miedo en el cuerpo. Y así continuó en esta vida durante todo el año: mientras el señor rey se iba solazando por sus reinos, él trasnochaba, y sufría frío, calores, hambres y desaires de los sarracenos; y no permitía que en su corazón hubiese un solo día de reposo , sino que cuando más fiesta era para nosotros, y los sarracenos imaginaban que él descansaría, ese mismo día iba contra ellos, y los vencía y cautivaba y destruía todos sus bienes. Así que tened por cierto que nunca nació hijo de rey que de tan alto corazón fuese, ni más osado, ni más valiente, ni más hermoso en su persona, ni más sabio, ni más bello en sus miembros, y se puede decir de él lo que se dice del que está repleto de toda gracia, que no es ángel ni diablo, sino que un hombre completo. Por lo que ciertamente se puede aplicar este proverbio al señor infante: que en verdad es hombre con abundancia de toda gracia.

Y durante todo este tiempo el señor rey escuchaba buenas nuevas del señor infante En Pere su hijo, y el señor infante oía buenas nuevas del señor rey su padre quien con gran placer y gran alegría iba visitando sus tierras y sus poblaciones.

NOTAS


197. Cahors. Municipio del Lot en Francia.

198. Figeac. Municipio de Lot en Francia.

199. Saint Antonin. Municipio del Tarn-et-Garonne en Francia.

200. Región occitana que comprende los actuales Puy de Dôme, Cantal y parte del Haute Loire en Francia.

1 comentari:

Lola ha dit...

visto así , es pasmoso la forma con la que los Señores Reyes aumentaban entoneces sus territorios...