1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dimarts, 27 de gener de 2009

Crònica de Ramon Muntaner (CXXXVI)

Desfeta la flota francesa a Les Formigues, Roger de Llòria ataca Roses on acabarà de capturar la flota allí aixoplugada.

No content amb això, desembarca i ataca les tropes que hi havien arribat per carregar els subministres i vívers esperats. Roses ha retornat a mans catalanes.

Com podem veure, les tàctiques de l'almirall, no són excessivament ortodoxes, però ja se sap, a l'amor i a la guerra... tot hi és permès.


CXXXVI


Y cuando esto acabó el almirante puso rumbo a Roses.

¿Qué os diré? Ese mismo día en que se celebró la batalla, a hora de vísperas, llegaron junto al almirante En Ramon Marquet y En Berenguer Maiol. Y el almirante les entregó todas las galeras que había capturado, y les dijo que pasasen por Palamós y por Sant Feliu, y que se llevasen a Barcelona todo cuanto navío encontrasen, junto con las galeras; y que lo hiciesen inmediatamente, y que él mientras tanto partiría hacia Roses para capturar los navíos que hubiese en Roses, y las veinticinco galeras y todas las provisiones que hubiese en tierra, y que él no se marcharía hasta haber tomado Roses. De modo que En Ramon Marquet y En Berenguer Maiol cumplieron lo que el almirante les había ordenado; y fueron enseguida a Palamós y a Sent Feliu, y capturaron todos los navíos que encontraron. Y luego desembarcaron en Sent Feliu, y quemaron todas las provisiones que allí había; y los hombres que habían quedado del rey de França todos huyeron. Y En Ramon Marquet y En Berenguer Maiol enviaron diez hombres por separado al señor rey de Aragón, a Hostalric, para hacerle saber esta buena nueva, y tras esto siguieron hasta la ciudad de Barcelona para dar a conocer esta buena noticia. Y cuando hubieron hecho esto, dijeron:

- Esperemos al almirante aquí, aunque nos haya dicho que vayamos a Barcelona, que es mucho mejor que vayamos junto con él, para que sea él el que reciba el honor, puesto que es a quien realmente le pertenece.

Y así lo hicieron, y bien me parece su hombría de pro.

Y cuando En Ramon Marquet y En Berenguer Maiol se hubieron despedido del almirante, este puso rumbo a Roses. Y en Roses, creyendo que era su flota, salieron a recibirles las veinticinco galeras, en regata, con gran algazara. Y el almirante hizo izar las señeras del rey de França, para que se adentraran en mar abierto y no hubiera riesgo de dañar a la gente de tierra; y cuando se hubieron aproximado lo suficiente, el almirante hizo bogar los remos, y arrió esas señeras e izó las del señor rey de Aragón. Y las galeras de los franceses, cuando vieron esto, quisieron virar, pero el almirante las atacó. ¿Qué os diré? Que las capturó a todas, con su tripulación. Y tras esto entró en el puerto de Roses, donde encontró más de ciento cincuenta, entre naves, leños y taridas, capturándolas todas. Y luego saltó a tierra, donde había quinientos caballeros franceses y muchas acémilas, que habían acudido a por provisiones; y atacó entre ellos, y los derrotó, de forma que mataron a más de doscientos caballeros franceses y muchas acémilas de las que había. Y los otros con toda aquella gente que les pudo seguir, huyeron hacia Gerona, donde encontraron que ya el rey de França había recibido las malas noticias. Y estos todavía le traían más.

Y el almirante combatió la villa de Roses, y la tomó, y estableció una guarnición para defender las provisiones que allí había. Y en cuanto lo hubo hecho, partió hacia Barcelona, y encontró a En Ramon Marquet y a En Berenguer Maiol en Sent Feliu; y le contaron el motivo por el qué lo habían esperado, de lo que él quedó muy satisfecho. Y así el almirante envió todos los navíos que había capturado, tanto las galeras como los otros leños, y naves y taridas, a Barcelona, puesto que siendo suyo, como ya lo era, el mar, nada había que temer.