1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dijous, 21 de maig de 2009

Crònica de Ramon Muntaner (CCL)

Continua la insurrecció dels natius a l'illa de Djerba, sense que cap de les expedicions enviades per la família Llòria o pel propi rei Frederic de Sicília siga capaç de sufocar-la. Les coses pinten pitjor com més temps passa.


CCL


Y cuando el señor rey de Sicília se enteró de la muerte de En Jacme Castellar, se apenó mucho, pero se consoló pensando en que ellos habían hecho más de lo que se les había ordenado; que el señor rey no les ordenó que abandonaran las galeras y entraran tierra adentro a pelear contra ellos.

Y a los pocos días En Simón de Montoliu, viendo que la situación de la isla se ponía insostenible principalmente en el castillo, puesto que los hombres del castillo exigían su paga y él no se la podía dar, ya que no recogía nada de la isla, puso en su lugar a En Bord de Montoliu, primo hermano suyo, y se marchó a Calàbria con madona Saurina, y le explicó el estado en que se encontraban la isla y el castillo, y requirió de ella y de misser Corral Llança, que era el tutor de En Rogeró, que lo ayudasen, tanto con dinero como con gentes. Y madona Saurina en aquellos momentos se encontraba muy mal económicamente, porque estaba endeudada hasta el cuello por la flota que Carlot, su hijo, había armado cuando su expedición a Gerba; y ella ya no recogía ninguna renta de Calàbria, ya que toda la renta de los castillos se encontraba asignada a pagar las deudas y obligaciones del almirante y de En Rogeró. De modo que envió petición al papa para que la ayudase, y éste le dijo que no; y lo mismo al rey Robert, y éste también le dijo que no; y cuando todos le fallaron, fue a Sicília al señor rey de Sicília, y le pidió ayuda. Y finalmente el señor rey, por honor de Dios y para socorrer a las gentes del castillo, que todos eran catalanes, amparó la isla de Gerba en la siguiente forma: que madona Saurina, y misser Corral Llança y N'Amigutxo de Lòria, que eran tutores de En Rogeró, hicieran con el señor rey de Sicília lo siguiente: que le libraran el castillo y toda la isla, y todo el rendimiento que hubiese sobre la isla de Gerba y de los Querquenes, y que éste lo mantuviese y poseyese como cosa propia hasta que se pagase todo el montante que les prestaría; y que de todo fuese señor y comandante. Y de esto se hicieron buenas cartas, y ordenaron entregar el castillo de Gerba y la torre de los Querquenes a En Simón de Montoliu, que era quien lo tenía, y estaba presente, y el mencionado Simón hizo juramento y homenaje al señor rey, de que se lo rendiría en cuanto se lo pidiese, tanto el castillo de Gerba como la torre de los Querquenes (1012).

Y cuando esto acabó, el señor rey hizo armar dieciocho galeras, y embarcó en ellas a cien hombres a caballo, entre caballeros y buena gente, y mil quinientos hombres de a pie de nuestra gente, e iban muy bien pertrechados. Y nombró como capitán de aquella gente a misser Pelegrí de Pati, un caballero de Messina, y le entregó el dinero suficiente para que pudiesen pagar a los hombres del castillo de Gerba y de la Torre de los Querquenes todo cuanto se les adeudaba. Y así se despidieron del señor rey; y tomaron tierra en la isla de Gerba en un lugar que se llama la isla del Almirall, que está a cinco millas del castillo. Y aunque ellos tenían que ir al castillo para refrescar la gente y los caballos en dos o tres días, se pusieron, muy mal ordenados, a entrar por la isla, pensando que ni toda Barbaría se atrevería a enfrentárseles. Y seguramente si hubiesen ido bien acaudillados, ni aunque se hubieran enfrentado a cinco veces la gente que había en la isla, les hubiera vencido; pero con el desorden que llevaban, iban sin mando.

Y los sarracenos de la isla, tanto Mistoua como Moàbia, se aliaron, excepto los viejos de la casa de Ben Simomem, que se acogieron al castillo. Y así, cuando los sarracenos vieron llegar a los cristianos sin ningún orden de batalla, atacaron los primeros. ¿Qué os diré? Que inmediatamente los vencieron; y estaban a quince millas del castillo. ¿Qué os diré? Que misser Pelegrí fue capturado, y de todos los hombres a caballo no escaparon más que veintiocho, y el resto murieron todos; y de los hombres de a pie, entre latinos y catalanes, murieron más de dos mil quinientos; y así todos fueron muertos y derrotados. Y entonces los malvados de Mistoua se apoderaron de la isla, y aquel Alef se hizo señor de todo; y envió a decir a Tunis, al rey de Tunis, que le enviase trescientos sarracenos a caballo; y sitiaron el castillo, de forma que ni un gato hubiera podido abandonarlo sin ser capturado. Y misser Pelegrí fue rescatado con el dinero que traía para pagar a los hombres del castillo. Y de este modo las galeras regresaron derrotadas a Sicília, donde hubo gran duelo cuando lo supieron, sobre todo el señor rey. Y misser Pelegrí y los otros veintiocho de a caballo que habían escapado en la batalla, permanecieron en el castillo; y si nunca se vio gente que se llevase mal con los otros, ellos lo hacían con la gente del castillo, que siempre estaban a punto de pelearse; y esto ocurría a causa de las mujeres o amigas de los del castillo.


NOTAS


1012. Aunque existe cerca de allí, frente a Sfax, un pequeño archipiélago llamado Kerkennah, me inclino a pensar que la torre de los Querquenes se encontraba junto al castillo de Djerba, en la propia isla.