1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

divendres, 22 de maig de 2009

Crònica de Ramon Muntaner (CCLI)

Juliol de 1309. Muntaner acaba d'arribar de Grècia i, amb els seus quaranta quatre anys, decideix que ja va sent hora de casar-se amb la seua promesa. Però Djerba està causant-li massa maldecaps a Frederic de Mallorca qui obligarà a en Muntaner a deixar per a més endavant la boda. Ara toca recuperar i pacificar Djerba.


CCLI


Y En Simón de Montoliu regresó a Sicilia ante el señor rey, a pedir la merced de que hiciese señor del castillo y de la torre de los Querquenes a quien le pluguiese, y que enviase la paga. Y el señor rey no encontraba a nadie que quisiese ir; y no encontraba quien quisiese embarcar en ninguna galera ni leño que fuese a Gerba. De modo que el señor rey se encontraba en muy mala situación con esto.

Y es verdad que yo, Ramon Muntaner, en aquel tiempo había llegado a Sicilia, desde Romanía, y pedí licencia al señor rey para poder ir a Catalunya a desposarme con la mujer con la que me había prometido en la ciudad de València, hacía ya diez años. Y el señor rey me dijo que le placía, de modo que hice armar una galera de cien remos de mi propiedad. Y el señor rey me ordenó que en cuanto hubiera armado la galera, que fuese con él a Montalbà (1013), un lugar de la montaña, a trece leguas de Messina, donde él veraneaba (esto era en julio); porque él quería enviar unas joyas a madona la reina de Aragón y a los infantes, y quería que yo se las llevara. Y yo le dije que estaba listo para hacer todo lo que me ordenase. Y en aquellos momentos el señor rey de Aragó y madona la reina estaban frente a Almería.

De modo que hice armar mi leño para venir a Catalunya, y compré todo lo que necesitaba para la boda; y en cuanto hube dejado listas todas mis cosas en Messina, en la galera armada, fui a Montalbà ante el señor rey, para despedirme de él. Y cuando llegué a Montalbà, el señor rey había hecho venir a En Simón de Montoliu, y al día siguiente de su llegada, el señor rey me hizo acudir al palacio, ante sí; y allí estaban el conde Manfré de Clarmunt, y misser Damià de Palisi, y misser Orrigo Rosso, y muchos otros ricoshombre de la isla, y muchos caballeros catalanes y aragoneses, y muchas otras buenas gentes, de forma que había al menos un centenar de buenos hombres de gran linaje, y mucha otra gente. Y cuando yo me presenté ante el señor rey, el señor rey me dijo delante de todos:

- En Muntaner: vos sabéis el gran daño y gran agravio y deshonor que nos ha sobrevenido en la isla de Gerba, y que estamos decididos a tomar venganza. Por lo que hemos decidido que nos no tenemos en nuestro reino a nadie que, con la ayuda de Dios, nos pueda dar tan buenos consejos como vos, por muchas razones, y principalmente porque vos habéis visto y entendido en guerras más que nadie de nuestra tierra; y por otra parte, durante mucho tiempo habéis señoreado gente de armas, y sabéis como tratarlos; por otra parte, sabéis de sarracenos y habláis sarracenesco, por lo que podríais manejar vuestros asuntos sin necesidad de traductores, tanto con espías como en cualquier otra asunto, en la isla de Gerba; y todavía hay muchas otras buenas razones en vos. Por lo que deseamos y os rogamos encarecidamente que vayáis y seáis capitán de la isla de Gerba y de los Querquenes, y toméis este hecho de buen grado y con buena voluntad. Y nos os prometemos que si Dios os concede honor en esta guerra haremos que vayáis a Catalunya a cumplir con vuestro matrimonio, mucho más honradamente que lo haríais ahora. Y así os rogamos que no nos digáis que no bajo ningún concepto.

Y yo, que oí que el señor rey tenía tan gran fe en mí en estos asuntos, me persigné, y me arrodillé ante él, y le di muchas gracias por lo bien que de mí había hablado, y por la fe que en mi tenía, que pensaba que yo era capaz de dar buena solución a tan graves asuntos. Y acepté hacer todo lo que me mandase en estos asuntos y en cualesquiera otros. Y fui a besarle la mano, y se la besaron asimismo muchos ricoshombre y caballeros en mi nombre.

Y cuando lo hube aceptado, llamó a En Simón de Montoliu, y le ordenó ante todos que rindiese el castillo de Gerba y la torre de los Querquenes, y que me lo librase a mí en su nombre, y que hiciese esto inmediatamente, con juramento y homenaje, y que viniese conmigo a Gerba y a los Querquenes, y que me rindiese el castillo de Gerba y la torre de los Querquenes. Y así lo juró y lo prometió, y me rindió homenaje. Y enseguida el señor rey hizo que me entregaran las cartas, y me dio tanto poder como a sí mismo, sin reservarse para sí ninguna apelación. Y me dio poder para que pudiese hacer donativos a perpetuidad, y contratar a sueldo a cuantas personas yo quisiese, y contratar y despedir a quien yo quisiese, y conceder exenciones y perdones a quien me pluguiese; y hacer guerras y paces con todos los que quisiese. ¿Qué os diré? Que con todo el poder me envió. Y yo le dije:

- Señor, otra cosa habríais de hacer: que vos personalmente, por escrito, ordenéis al tesorero y al maestre portulano (1014) y a todos vuestros oficiales que se encuentran en la costa, que todo cuanto yo pida oficialmente, me sea enviado, tanto dinero como vituallas y cualesquiera otras cosas que me sean necesarias. Y que, para empezar, ordenéis ahora mismo la carga de una nave de trigo y harina para que me sea entregada, y de otra nave con avena, y legumbres y quesos, y de otra nave con vino, y que zarpen enseguida.

Y el señor rey ordenó que esto se realizase inmediatamente; y yo le dije:

- Señor, he oído que en la isla de Gerba hay gran hambruna y escasez de cualquier alimento, y lo mismo en toda la región de tierra firme; por lo que con alimentos pienso solucionar nuestros asuntos, ya que con estos alimentos conseguiré que se combatan unos a otros.

Y el señor rey entendió que mi plan era bueno, y me abasteció mejor que a ningún vasallo, sin escatimar nada.

Y así me despedí, y fui a Messina, y cuando llegué a Messina, me preparé inmediatamente para zarpar. Y todos los latinos que habían de seguirme, decidieron devolver su paga, diciendo que ellos no querían ir a morir a Gerba; y sus madres y sus esposas se acercaban llorando y rogando que, por amor de Dios, aceptase su dinero, ya que temían perder padre o hermano o marido. Y yo tuve que aceptar el dinero de todos ellos y rearmar nuevamente la galera solo con catalanes.


NOTAS


1013. Aunque hay más de un Montalbano en Sicilia, me inclino por pensar que se trata de Montalbano Elicona, cerca de Novara de Sicilia, ya que la distancia a Messina coincide

1014. Oficial encargado del tráfico del puerto

2 comentaris:

67daniel ha dit...

¡Si sería espabilado Muntaner! ¡Tomando las pagas de madres y esposas! Qué bueno.

Sahha, querido Julio.

Daniel.

jpolinya ha dit...

Hombre, Daniel, que sólo recuperaba el sueldo que ya había pagado a los marineros, y que tenía que volver a gastar contratando a otros.

Además, que tenía que ahorrar para casarse.

Sahha