1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dimarts, 1 de juliol de 2008

Set arguments sobre això de diumenge. Un article de Vicent Partal

Avui, al costat de titulars (una mica exagerats pel meu gust) a primera pàgina como el de El País: "España aclama a sus héroes", llegesc l'article de Vicent Partal a Vilaweb: "Set arguments sobre això de diumenge" i, encara que no els subscriuria al cent per cent, les coincidències amb la meua forma de pensar són tan elevades que, malgrat que sé de ben cert que vaig contra corrent i inclús contemple la possibilitat de que alguns dels amics que em llegeixen acabin retirant-me la paraula, deixaré aquí la seua traducció per a pública consideració.

Curiosament, (o no tan curiosament), Cristina publicava ahir un post on també parlava de banderes, però era molt més suau.

I és que no tots tenim el mateix grau d'independentisme, o sobiranisme, com sembla que Vicent Partal li diu.

Jo, personalment, no hagués estat tan dur com en Partal, amb els futbolistes catalans. Encara que no sóc gens competitiu, quan participes en un joc t'agrada guanyar i te n'alegres quan guanyes. I quant a l'idioma...

Bé no afegiré més llenya al foc, després del MANIFIESTO i la seua polèmica.

Per tots vosaltres:

Siete consideraciones sobre lo del domingo

El espectáculo del domingo de los nacionalistas españoles, especialmente en las calles de nuestro país, ha provocado infinidad de comentarios. A mí, me parece un hecho importante, sí, pero no tanto, ni tan definitorio como dicen. Tiene aspectos muy contradictorios que creo que vale la pena comentar, empezando por uno fundamental: tampoco es tanto lo que ha pasado.


Algunas consideraciones.


1) Ayer la BBC en un extenso reportaje se interrogaba sobre el efecto unificador de la victoria española, a raíz de unas palabras de Zapatero diciendo que todo el mundo se había alegrado de la victoria, que había aunado el sentimiento español de catalanes, vascos, valencianos (sí, nos citaba!) etcétera. La misma BBC respondía con contundencia acto seguido: 'un trofeo no unifica una nación y probablemente el señor Zapatero ha ido demasiado lejos en sus consideraciones', y todavía más: 'los nacionalistas vascos y catalanes no abandonarán de repente sus principios políticos por un gol de Fernando Torres'. No lo hubiera expresado mejor, yo mismo.

2) Discutir sobre si hubo muchos o pocos petardos y tracas es perder el tiempo. Hubo. En algunos lugares, muchos. En la mayoría, no tantos. Pero no se podía comparar con la excitación ciudadana de noches como las de la victoria de la Champions del Barça en París o de la Copa de la Valencia, bien reciente. Sin embargo, da lo mismo: había mucha gente en la calle. ¿Y qué? En este país hay de todo y bueno es que haya de todo. Si alguna vez llega a haber un referéndum de independencia, una buena parte del país votará, con todo el derecho del mundo, contra. Por tanto, ya nos está bien que se vean, que sean visibles, porque también son una parte importante de nuestro país. Únicamente un soñador puede pensar que se puede avanzar sin tensiones. Pero una vez dicho esto, también hay que decir que no es razonable imaginar que, de repente, todos los manifestantes de las grandes manifestaciones soberanistas, todos los militantes del Bloc, de Convergencia, de Esquerra, de las CUP, de Òmnium Cultural, de Obra o Acción Cultural, todos los maestros de escuela Valenciana o los sindicalistas de Avalot, todos los seguidores de Obrint Pas o los fans de Antoni Bassas desaparecerán, por ensalmo, ahogados por el gol del Niño. Venga, hombre ...!

3) El problema, en todo caso, es que nosotros no hacemos nada de provecho desde hace tiempo y vamos con miedo y a la defensiva. Los soberanistas estamos desconcertados entre tanta politiquería tronada (ya no faltaba sino la pelea interna de la Plataforma por el Derecho de Decidir...) y tan pocos mensajes claros de los unos, de los otros y de los de más allá. Es cierto, por ejemplo, que se han hecho cosas para las selecciones nacionales y que hay avances, pero el resultado después de décadas es que continuamos saliendo únicamente en los partidos de barbacoa, y que la participación en la Eurocopa de la selección catalana, y no digo nada de la valenciana, es pura utopía. Lo malo no es que España marque un gol; lo grave es que nuestra selección no pueda marcar ninguno porque no la dejan jugar y no sabemos qué hacer para que pueda jugar. Mientras tanto, ellos van haciendo bien su tarea, incluso ganando la Eurocopa. Por tanto, ya es hora de que nosotros nos pongamos las pilas y dejamos de perder el tiempo.


4) El problema más importante que veo yo es la afiliación a España de los inmigrantes en masa. En este tema el fenómeno sí que ha sido espectacular. En la Rambla del Arrabal de Barcelona, al lado de la redacción de VilaWeb, los pakistaníes y los marroquíes enloquecían con España, seguramente creyendo que eso los acercaba mentalmente a los papeles y a la legalidad, y porque, a una escudería victoriosa, todo el mundo se apunta. Y llegan más de diez mil nuevos cada mes. Los socialistas, sobre todo en el área metropolitana de Barcelona, se mojan incondicionalmente. El PP, con los rumanos de Castellón por ejemplo, juega a fondo. ¿Y nosotros qué hacemos? No digo este partido o aquél o aquella asociación, sino todos juntos. ¿Qué proyecto estimulante podemos ofrecer al chico marroquí que se apunta 'a la roja' para sentirse más normal? Ellos le ofrecen la Copa de Europa y un poco de apariencia de normalidad. ¿Y nosotros?


5) Pero una flor no hace verano. ¡Ya pasará todo y, ojo!, el nacionalismo español es muy, muy agresivo y provocador. Cosa que lo perjudica ... A la calle, bajó mucha gente de todo pelaje y condición, pero la instrumentalitzación política estaba en manos de la extrema derecha, no nos engañemos tampoco. Las anécdotas son muchas y llegan de todas partes. A un redactor del diario El 9, lo obligaron a gritar 'Viva España' unos nazis; a un marroquí, precisamente, le propinaron una paliza en la Rambla, exactamente porque llevaba la bandera española y 'un moro' es indigno de llevarla, la esvástica se veía bien clara en la plaza del Ayuntamiento de Valencia y el saludo a la romana imperaba en una Reus donde se volvieron a quemar banderas. Entendedme. No digo de ninguna manera que eso fue lo que pasó el domingo. Sino que eso también pasó. Igualmente, el domingo un grupo de energúmenos pasó horas y más horas entrando a todas las webs catalanas que aceptan comentarios y llenándolas de amenazas e insultos. El nacionalismo español es esencialmente violento y contrario a la diversidad. Lo ha sido siempre y lo será siempre. No sabe ser de otra manera. Y eso no lo cambiará en absoluto un gol de Torres ni una selección de jovencitos plurales de forma presunta. Era bastante con escuchar cinco minutos cualquier radio española, de la SER a la COPE que en ese tema son todas iguales, para ver cómo escupían immisericordes en la mejor tradición serbia, como se burlaban de los nombres de los alemanes porque en su ignorancia no sabían pronunciarlos o los insultaban, cómo aprovechaban cualquier comentario para meterse con el presidente Ibarretxe o Joan Laporta cómo se burlaban de las selecciones catalanas y vascas. ¿España plural? Venga hombre ...


6) Entre los jugadores había banderas andaluzas y asturianas e incluso del Vila-real, pero nadie se atrevió a enarbolar ninguna catalana o vasca. Ni a decir una sola frase en catalán cuando les acercaban el micrófono. Cesc, Xavi, Puyol, hacían de 'tío Tom', al servicio del amo y escondían la vergüenza o gritaban vivas sorprendentes a España, ¿eh Xavi? Y de este tema, también habría que empezar a hablar. Porque ellos tienen una responsabilidad y han escogido. No digo que no tengan el derecho de creer en España y de emocionarse sintiéndose españoles, que tienen todo el derecho. Sin embargo, si escogen eso, que después no nos vengan con según qué historietas de tu-ya-me-entiendes ni pretendan que su participación en el espectáculo no les pase factura en casa. Especialmente si tenemos en cuenta que hay jugadores que podrían haber ido y no quisieron ir ...


y 7) Ojo, y que ellos, quiero decir los españoles, no pierdan de vista que vivimos en un mundo global y que los tópicos ya no juegan siempre en favor suyo. El Heraldo Tribune, y prácticamente todos los medios anglófonos, porque es una noticia de agencia, insistían ayer en el hecho de que en Cataluña y en Euskadi no había habido apoyo a la selección española: 'However, there have been no public screens erected in the northern Catalan regional capital Barcelona and in the Basque port city of Bilbao. Both regions have long-term separatist issues that stem from a distant history...' (ved el artículo). Y curiosamente, el jacobino Libération francés decía: 'Reste le débat sur l’identité nationale. A la différence des titres madrilènes, La Vanguardia et El Correo (quotidiens catalan et basque) se refusent à employer la première personne du pluriel lorsqu'il s’agit d’évoquer la Roja.' (ved el artículo). Y para los italianos de La Gazzetta dello sport: 'Lo sforzo è riuscito nella quasi totalità: solo la Catalogna e i Paesi Baschi fanno di tutto per guardare con distacco alla Roja’ (ved el artículo).

Sin valorar dónde empieza y dónde se acaba la propaganda político-mediàtica, esta vez hay que reconocer que el tópico ha jugado en favor nuestro y resulta que, paradójicamente, millones de lectores de todo el mundo, gracias a la victoria de España han recibido el añadido de la desafección de catalanes y vascos en España precisamente. Y hay que reconocer que choca que la culpa sea del ayuntamiento socialista de Barcelona que no ofreció una megapantalla o de La Vanguardia (Española) que no parece lo bastante implicada. Pero el mundo de la información va así ...


PD: Los alemanes podían, cuando menos, haber marcado un golecito y así habríamos podido medir también el impacto de nuestros petardos ...

Vicent Partal director@vilaweb.cat

4 comentaris:

Nekane ha dit...

Podían pero yo que no soy muy futbolera me pereció que eran un EQUPAZO, por cierto en el blog de Mienea tienes un regalo, el de la música.
BESITOS.

Rafael ha dit...

Si de algo me sirvió esta Eurocopa es para acabar de confirmar que lo de las selecciones de fútbol tiene mucha más importancia que la deportiva.
Aquí en Cataluña salió gente a la calle con la bandera española y la camiseta de la selección. Bastantes de estos habrian salido con la bandera de Cataluña y la camiseta de la selección catalana si fuera Cataluña quien jugara la final. Evidentemente, también hay muchos que nunca saldrían por la selección catalana, igual que los hay que saldrían por la catalana y nunca por la española. Ahora bien, en casi todos los casos la existencia de selecciones y de campeonatos de selecciones (sobre todo si se ganan o se hace un buen papel) contribuyen a la identificación con la Nación y juegan, por tanto, un papel importante en la legitimación del Estado. Desde este punto de vista es evidente que un objetivo fundamental del nacionalismo catalán, vasco, valenciano o cualquier otro tiene que ser conseguir selecciones catalanas, vascas, valencianas, etc. y que objetivo prioritario del nacionalismo español debe ser impedirlo. Estamos en un juego de suma cero.
Esto también explica que no se hubieran instalado pantallas en, por ejemplo, Barcelona. Nada más perjudicial para el catalanismo que una multitud congregada en la Plaza de Cataluña siguiendo el partido de España. Evitar esa foto era, desde luego, fundamental.
Un abrazo, Julio.

jpolinya ha dit...

No creo que yo pueda ser sospechoso de nacionalismo español, más bien de todo lo contrario. Sin embargo, aproveché una parada del viaje, para poder ver los últimos minutos del partido.

Y, como es lógico, entre una selección de España y otra de Alemania, me quedo, (me alegré) con la española.

Lola ha dit...

Yo ya escribi en el blog de cristina, en la línea que lo voy a hacer..

. creo que hemos sacado las cosas de quicio ..y aun nuestros políticos siguen queriendo en el fondo ..que el futbol tape otras vergüenzas..

.Todos se han aprovchado del poder mediático del hecho..¿pero por que tanta autoridad en viena ..y hace poco a Nadal se le dejó sólo?..¿porque no habría tantas fotos?..

. Lo de la unión ...he sentido vergüenza ajena ..a nadie le impotaba por lo visto , el torito en la bandera...

. También decia que la bandera andaluza en el podio, creo que fue un asunto conyuntural y consensuado..en memoria del jugador fallecido ...

. Quiro dejar claro aquí y allí que apoyo los nacionalismos y sus identidades..sobre todo las lenguas ...pero que hoy por hoy , nadie puede ser discriminado en esas tres regiones en razón de la lengua...

. Lalengua oficial es castellano,,..y su obligación es fomentar y aupar el uso y conociemiento de las otras tres .. puesto que son cultura de todos

unbeso