1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

diumenge, 5 d’abril de 2009

Crònica de Ramon Muntaner (CCIV)

Primavera de l'any 1304. Acabat l'hivern és el moment de treure comptes, pagar l'hospedatge als seus hostes grecs i començar la campanya.

Roger de Flor, el megaduc, condona als seus soldats les despeses hagudes.

La guerra contra els turcs és a punt de començar.


CCIV


De forma que cada uno sacó cuentas con su huésped. Y alguno hubo que tan locamente se condujo con sus privilegios, que había consumido de su huésped hasta un año de paga; y los que fueron sabios, habían vivido ordenadamente, pero no hubo nadie que no hubiese consumido mucho más de lo que le correspondía al tiempo que había permanecido.

Y mientras se sacaban cuentas durante el mes de marzo, el megaduque con cuatro galeras, y la megaduquesa y su suegra, hermana del emperador, que había pasado el invierno con ellos, y dos hermanos de su esposa, fue a Costantinoble para dejar allí a la megaduquesa y para despedirse de la persona del emperador. Y cuando llegó a Costantinoble, se le hizo gran fiesta y gran honor, y recaudó del emperador paga de cuatro meses, que trajo a la compañía; cosa que nadie sospechaba, debido al gran gasto que habían hecho en invierno, y que cada cual tenía mucho que devolver a la corte. Y así dejó la megaduquesa en Costantinoble y se despidió de ella, y de su suegra, y de sus cuñados y de sus amigos. Y luego se despidió del emperador, y embarcó con las citadas cuatro galeras, y regresó con su compañía, a l'Atarqui, al día quince del mes de marzo, y todos se alegraron mucho cuando lo vieron.

Y el megaduque preguntó si todo el mundo había sacado cuentas con su huésped, y le dijeron que sí. Y después de esto hizo pregonar que todo el mundo acudiese al día siguiente a una plaza que había frente a donde se alojaba el megaduque, y que todos trajeran el albarán de lo que debían; y que la cuenta hubiese sido visada por los doce hombres buenos y que se hubiese hecho dos albaranes partidos por a, b, c, de forma que uno estuviese en poder del huésped, y el otro en el del soldado; y dichos albaranes estaban sellados con el sello del megaduque. Y cuando llegó la mañana siguiente, todo el mundo acudió con su albarán; y encontró que habían gastado una enormidad, teniendo en cuenta el tiempo que habían hibernado. Y cuando hubo recibido todos los albaranes y los hubo puesto en un tapiz, frente a él, se levantó y dijo:

Prohombres, os tengo mucho que agradecer, ya que os plugo que fuese vuestro jefe y señor, y me quisisteis seguir allá donde os quisiera llevar. Encuentro que todos habéis consumido el doble de lo que os correspondía en este invierno; incluso hay quien ha tomado el triple, y el cuádruple; de forma que si la corte os lo quisiera descontar, pasaríais grandes apuros. Por lo que, en honor de Dios y en honor del imperio, y por el amor que os tengo, como gracia especial os regalo todo lo que habéis gastado este invierno, que no se os descuente nada de vuestras pagas. Y desde este momento quiero que se quemen todos los albaranes que aquí me habéis entregado, y que los griegos lleven los suyos a nuestros intendentes, para que les sean abonados.

Y acto seguido hizo prender una hoguera, y quemar ante todo el mundo los albaranes; y todos se levantaron y fueron a besarle la mano, y le dieron muchas gracias. Y bien lo debían hacer, que fue el más hermoso regalo que nunca señor hiciese a sus vasallos, en mil años; ya que les entregó paga de ocho meses los unos por los otros, lo que ascendió, contando solo los hombres a caballo, a cincuenta mil onzas de oro, y a los hombres de a pie, cuarenta mil. De forma que, con lo que los ricoshombre habían tomado, que ascendía a seis mil onzas de oro, se hacen dos cuentas de moneda de barcelonés o de reales de Valencia. Y cuando hubo hecho esto, todavía los quiso alegrar más, ya que ordenó que todo el mundo acudiese a la mañana siguiente a dicha plaza para recibir paga de cuatro meses en hermoso oro. Y así podéis entender qué alegría tenía la hueste, ni con qué corazón de aquí en adelante le sirvieron. Y así a la mañana siguiente les hizo entrega de una paga de cuatro meses:

- ¡Y todo el mundo se preparó bien para guerrear!