1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dijous, 16 d’octubre de 2008

Crònica de Ramon Muntaner (XXXVI)

I després d'aquesta breu excursió al passat per tal d'explicar els origens de la guerra de Sicília que dins de pocs capítols ens contarà, Muntaner retorna deu anys avant, allà on ens havia deixat.

Recordem que Pere II, ja coronat, ha mostrat el seu poder en Tunísia, ha destituït un rei díscol i n'ha nomenat un altre amic que no remolonege i li pague a temps els impostos, i de tornada, ha piratejat la ciutat de Ceuta.

En aquest capítol, Muntaner, es permet aconsellar el rei (ja anirem veient quin dret l'assisteix, com a expert i com a proper a la casa real) sobre els quatre ports i drassanes que li convé mantenir.


XXXVI


El señor rey En Pere fue poniendo en orden sus reinos, y tuvo gran dicha de como el noble En Corral Llança había cumplido lo que le había ordenado; que había instalado rey en Tunis, tal como habéis escuchado. Y después puso en orden sus astilleros, tanto en Valencia, como en Tortosa y en Barcelona, para que las galeras estuvieran a cubierto; e hizo astilleros en todas las partes donde le parecía que debía tener galeras.

Y mucho me placería que el señor rey de Aragó meditara en lo que le diré; que cuatro astilleros dispusiese en sus costas, que fuesen astilleros conocidos; dos por buen orden y los otros por necesidad. Los dos necesarios uno es el de Barcelona y el otro el de Valencia, ya que son las dos ciudades en que hay mayor concentración de marinos, entre sus ciudades. Los otros dos, de buen orden, uno estaría en la ciudad de Tortosa, que es noble ciudad y buena y se encuentra en la frontera entre Catalunya y Aragón, y se podrían armar veinticinco galeras que, hasta que estuviesen fuera del río, nadie las notaría; y de forma semejante en Cullera, donde vendrían todos los del reino de Murcia, y de Aragón y de Castilla, y nadie se enteraría, y armadas y aparejadas podrían entrar en mar. Que, en verdad, no sé de príncipe o rey que tuviera tan bellas atarazanas ni tan secretas, como serían las de Tortosa y Cullera.

Por lo que, señor rey de Aragón, preguntad a vuestros marineros qué les parece lo que digo, que estoy seguro que los sinceros confesarán que digo la verdad. Como al astillero de Tortosa acudirán siempre de Catalunya y Aragón, y a las atarazanas de Cullera los del reino de Valencia y de Murcia y de las fronteras con Castilla. De modo que en cada uno de estos lugares, con cinco mil libras se haría un buen astillero. Y en cada una de estas atarazanas se podría tener veinticinco galeras y en Barcelona otras veinticinco: y en el astillero del mar de Valencia otras veinticinco, y así se podrían tener cien galeras aparejadas, cuando sea necesario, contra vuestros enemigos. Pero las veinticinco de Tortosa y las otras veinticinco de Cullera podéis armar, sin que los enemigos que tengáis sospechen nada hasta que se encuentren fuera de los ríos.

Por lo que, señor, haced lo que haría un buen administrador, que en vuestra tierra hay ricoshombre o caballeros que con poca riqueza hacen más que otros con mayor riqueza. Y esto, ¿por qué ocurre?, por el buen cuidado o por la buena administración que se hace. Por lo que, señor rey de Aragón, pensad en tener buen cuidado y buena administración; y así realizaréis cualquier asunto que os propongáis, siempre que tengáis a Dios y a su poder en vuestra memoria y después, cuando sea necesario, os ayudará a cumplir vuestra voluntad.

Las atarazanas de la ciudad de Barcelona y las de Valencia… si esto ponéis en orden, pensad que, con la ayuda de Dios, someteréis a cristianos y sarracenos que contra vuestra real señoría y la de los vuestros quieran rebelarse, y si lo hacen, enseguida los podréis castigar, que vuestro poder es mucho mayor del que las regiones del mundo creen; y lo pueden ver por las conquistas que el señor rey vuestro padre hizo sin ayuda de dineros ni de cruzada que la Iglesia nunca le dio. Que más de veinte mil misas se cantan hoy día, todos los días, en el territorio que el santo rey En Jacme conquistó sin ayuda ni cruzada que no consiguió de la Iglesia; que el reino de Mallorca, y el reino de Valencia y el reino de Murcia conquistó sin cruzada ni ayuda de la Iglesia. De lo que la Iglesia recibe hoy tanto, que gran cosa sería decirlo que de cinco otros reinos tuviera tantos diezmos y primicias como tiene de estos tres reinos. Por lo que la santa Iglesia de Roma y aquellos que la rigen debieran pensar en el acrecentamiento que han tenido por la casa de Aragó y que tuviesen conocimiento sus descendientes. Sin embargo me consuelo en esto: que aunque el santo padre ni los cardenales no quieran reconocerlo, el Rey de reyes, nuestro señor verdadero Dios, guarda memoria, que los ayuda en todas sus necesidades y les hace ir de bien en mejor, y lo hará si a Dios place, en adelante.

2 comentaris:

Nekane ha dit...

hoy me ha gustado leerte, quizás me he metido en la historia, cosa habitual en mí,vivo lo que leo, y hasta llego a tomar parte de algo uya determinado!!!!!!!!!.
BESINES, GRACIAS JOPO

67daniel ha dit...

Me gusta esa conclusión. Suena a Quo Vadis, o al Spartacus de Kubrick. Pero no se la pases a Rouco que lo mismo se la acopla. ;-)
Pau i salut, amigo.
Sahha bin Salam (¿era así?)
Daniel.

p.d. ¿Sabes una cosa? Estoy aprendiendo árabe por mi cuenta y cuando intento castellanizarlo con mis amigos me salen unos bodrios gramaticales que más suenan a bola que a la lengua del sabio Ibn Battuta!! MaAsalama, amigo!