1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

divendres, 17 d’octubre de 2008

Crònica de Ramon Muntaner (XXXVII)

En capítols anteriors Muntaner ens ha contat com, Carles d'Anjou, per les pressions de la seua dona. es va postular com a rei de Sicília, la posterior conquista de l'illa i la mort per decapitació de Manfré, sogre de Pere II d'Aragó.

Mentre això passava, el rei encara era son pare Jaume, i per tant poca cosa podia fer Pere. Però s'ho guardava. I, a més, tenia la seua dona Constança, per recordar-li-ho cada dia, i sobre tot cada nit, com a través de la cita de Muntanyagol, veladament ens explica Muntaner. No li era permès oblidar.

En pròxims capítols, assistirem a la preparació de la venjança, a través de successius pactes i treves amb el rei de França, el rei de Castella i el rei de Granada. La venjança és un plat que cal menjar fred, diuen.

També, com de passada, ens començarà a explicar, com n'eren (i són) de traïdors i poc de fiar, els reis de França.


XXXVII


Y así el señor rey En Pere, cuando hubo escuchado las batallas y triunfos que el rey Carles había obtenido en la conquista que había emprendido, quedó muy molesto debido al gran amor que tenía a madona la reina (324), su esposa, y a sus hijos, a los que él mucho amaba; por lo que decidió que nunca estaría alegre hasta que hubiera tomado venganza. Así que dispuso en su corazón lo que todo sabio señor debe disponer en las grandes hazañas que emprenda: planeó el inicio, y luego la continuación y por último el final. Porque nadie puede hacer nada si antes no planea estas tres cosas. Y respecto a la primera os diré que era la principal y más necesaria: ya que antes de iniciar nada, debía saber quién le podría ayudar o de quién haría falta defenderse. Otra cosa imprescindible era disponer de dinero suficiente para alcanzar sus fines. Y por fin, la preparación había de ser tan secreta que nadie, excepto él mismo, barruntase lo que preparaba: dado que él sabía que su propósito era tal que nadie le consentiría que lo intentara, por lo que nadie debía conocerlo.

Y así, para que nadie se lo impidiese, no lo quería descubrir a nadie, ya que podéis imaginar quién sería el que consentiría que el rey En Pere iniciase una guerra contra la Iglesia, que es el poder de los cristianos, y después contra la casa de França, que es la más antigua dinastía de reyes que hay en la cristiandad; siendo así que contra ambos poderes había decidido entablar guerra; y si pidiera consejo sobre ello, no habría nadie en el mundo que se lo alabase. Pero él, confiando en Dios y en el buen derecho que quería mantener, ideó, con la ayuda de Dios, la forma en que pudiera vengar al padre y a los tíos de madona la reina su esposa, y al abuelo y a los tíos abuelos de sus hijos. Y todos podéis suponer en qué dolor vivía madona la reina su esposa, cuando supo que su padre y sus tíos habían muerto.

Y el señor rey En Pere amaba más a madona la reina que a nada en el mundo. Por lo que ya podéis imaginar el disgusto que tenía cuando estaba con ella. Y que cada cual medite en lo que dijo En Muntanyagol (325): "Muy cerca tiene la guerra aquel que la tiene en su pecho, y más cerca todavía quien la tiene en su almohada"

Y de este modo sufría el señor rey. El llanto de madona le socavaba el pecho; por lo que contemplados todos los peligros, decidió en su corazón ejecutar la venganza. Y una vez decidido era menester planear dicha venganza sin descubrir su corazón a nadie, y puso manos a la obra para solucionar las tres cosas que antes os he dicho, a saber: que nadie contra su reino pudiese venir; obtener dinero suficiente con el que poder cumplir su propósito; y que nadie conociese sus intenciones.

Y así pensó primero en qué haría la casa de França. Es verdad que cuando era infante, y su padre vivía, fue un invierno a França para ver al rey de França (326) y la reina, su hermana, a la que él amaba mucho. Y pensó que si iba en invierno, no perdería su tiempo ni se tendría que preocupar de la frontera con los sarracenos, porque los sarracenos, en invierno, no pueden atacar: tan mal preparados y vestidos andan que temen más el frío que nadie en el mundo. Y por eso decidió ir a França en Enero.

Y cuando llegó a França, fue recibido con gran honor y gozo y fiesta que le hicieron el rey de França y la reina. Y allá estuvo dos meses largos con gran diversión y solaz; y allí justó y tiró a diana y cabalgó con armas con los caballeros e hijos de caballeros que habían ido con él, y con muchos condes y barones de França que competían por amor y honor de él. ¿Qué os diré? Tanto amor nació entre el señor rey en Pere y el rey de França que de una sagrada hostia comulgaban ambos; y juraron y se hicieron homenaje que nunca se enfrentarían uno al otro por nada ni nadie en el mundo, sino que se ayudarían y apoyarían contra cualquiera. Y el amor que se tenían fue de corazón como el de dos hermanos: y yo, personalmente, vi como el rey de França llevaba en las sillas, cuando cabalgaba, la señal del rey de Aragó en un cuartel, y en el otro cuartel su señal de las flores: y lo mismo hacía el señor rey de Aragó.

Y el señor rey de Aragón se despidió muy satisfecho del rey de França y de la reina su hermana. Y os he contado esto porque más adelante nos tocará hablar de esta concordia y habrá lugar para nuestro propósito.


NOTAS


324. Hay que recordar que su esposa Constança era hija de Manfredo I de Sicilia, que había sido muerto por Carlos de Anjou

325. Seguramente se trata de Guilhèm Muntanyagol, trovador de la corte de Tolosa de Llenguadoc (Toulouse) en la época de los cátaros.

326. Se trata de Felipe III el atrevido, hijo de Luís IX el Santo, casado con Isabel de Aragón, hija de Jaume I

5 comentaris:

Nekane ha dit...

ESperando siguente entrega...
BESINES, oye será amistad sincera??

Nekane ha dit...

NIÑO, SALUDOS POR SI ME BORRAN, UN PLACER CONOCERTE, NO PODÍA CALLARME!!!!!!!.
BESINES

jpolinya ha dit...

espero que no, Nicky, espero que no.

Y ya sabes, siempre te quedan otras plataformas, como ésta, wordpress o las que sean.

Lo importante es que sigas en la brecha.

Besos

67daniel ha dit...

Querido Julio, lo de la guerra en el pecho y en la almohada es genial!!
Y le dices que se deje ya de indirectitas con los sarracenos!! Que le temían al frio!!
Pau i salut.
Sahha bin Salam.
Daniel, alumno sin portada. ;-)

bandama ha dit...

Querido amigo pasaba por aquí,para darte las gracias por el error que tuve a la hora de poner,el título de la película,que es verdad que es EL GATOPARDO del gran Luchino Visconti el de MUERTE EN VENECIA,SENSO, o LA CAÍDA DE LOS DIOSES, y en mi caso de ser cinefilo no hay perdon,jejejje.Pero es que NOVECENTO se me metio en la cabeza y esta es de Bernardo Bertolucci, el del ÚLTIMO EMPERADOR o EL ÚLTIMO TANGO EN PARÍS.Bueno,de nuevo gracias, por tus comentarios y si tardo algo es debido a que ha aumentado mi grupo de amigos y a veces es que falta tiempo y manos para poder escribir a todos.Cuidate.