1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dijous, 19 de febrer de 2009

Crònica de Ramon Muntaner (CLIX)

L'almirall Roger de Llòria torna amb el seu estol cap a Sicília. Però no ho farà directament.

A l'estil del que ara en diríem un creuer, eixirà del port de València i cabotejarà l'actual Marroc, Algèria, Tunísia (fins aquí les captures li corresponen al rei Alfons però les posteriors li correspondran al rei Jaume de Sicília), Líbia, Creta, Peloponès, Corfú, Calàbria i per fí Sicília.

Com podeu veure un bon viatge no exactament de plaer. I és que la maquinària naval de la casa de Barcelona cal que es conserve ben engreixada.


CLIX


Cierto es que cuando los franceses fueron derrotados y hubieron abandonado Catalunya, y el rey En Pere regresó a Barcelona, concedió la isla de Gerba al almirante, a él y a los suyos, y además otros castillos y lugares buenos y honrados en el reino de Valencia. De modo que el almirante se fue muy alegre y satisfecho por muchos motivos, y ningún hombre podría sentirse más feliz que él, de no ser por el fallecimiento del señor rey En Pere, que mucho le entristeció. Y así, como ya habéis oído, en cuanto se despidió del señor rey N'Anfòs luego que éste fuera coronado en Saragossa, acudió al reino de Valencia para visitar sus posesiones, y luego se embarcó y fue a la Barbaría. Y mientras navegaba por la Barbaría, asoló lugares y capturó naves y leños; y tal como los capturaba, los enviaba a Valencia a su apoderado. De forma que fue costeando toda la Barbaría hasta que llegó a Gerba; y ya en Gerba se hizo cargo de la isla y la ordenó. Y corrió todo Ris (712), que está en tierra firme; y los de Ris se le sometieron, y le pagaban de igual modo que lo hacían los de la isla de Gerba. Y una vez hecho esto y avituallada toda su gente, puso rumbo a Tolometa (713), costeando la orilla; y del mismo modo hizo incursiones a Munt de Barques (714), y capturó muchos esclavos y esclavas, y naves y leños, que iban cargados de especies, y hacían la ruta de Alexandria a Trípol (715). Y todo lo que capturaba, desde que llegó a Tunis, lo enviaba a Messina.

¿Qué os diré? Llegó a la ciudad de Tolometa y saqueó toda la ciudad, excepto el castillo de la ciudad que es fuerte y bien amurallado, y en el que había judíos. Y lo combatió todo un día, y al día siguiente tenía preparadas sus escalas para combatir y subir, y sus gatas (716). Y los de dentro, parlamentaron, y le dieron una gran suma de oro y de plata, que él consideró que era preferible a quemarlos o saquearlos; que si los quemaba una vez, ya nunca más habitaría nadie, y ahora podía contar con que todos los años obtendría un tributo.

Y una vez hecho esto, partió de Tolometa, y puso rumbo a Cret (717), y tomó tierra en Candia (718), y allá se avitualló. Y después fue corriendo por la Romanía (719), y saqueó muchos lugares; y luego pasó por la boca de Cetrill (720) y tomó tierra en el puerto de las Guatlles (721). Y luego fue a Coron (722), donde los venecianos le dieron gran refresco, tanto en Coron como en Moton (723), y luego llegó a la playa de Matagrifó (724), donde desembarcó. Y las gentes del país, tanto de a caballo como de a pie, le salieron al encuentro, y eran tantos que de a caballo tan solo eran quinientos caballeros franceses, y además había mucha gente de a pie; y le plantearon batalla. Y él hizo desembarcar sus caballos que eran ciento cincuenta, y se armó, y se preparó; y se enfrentaron, en orden de batalla. Y plugo a Dios dar la victoria al almirante; de modo que los franceses y los hombres del país quedaron todos muertos y capturados, debido a lo cual la Morea, de aquel tiempo en adelante, quedó muy despoblada de buena gente. Y una vez hecho todo esto, fue a la ciudad de Clarença (725), y negoció el rescate de los cautivos, consiguiendo un enorme botín. Y luego partió de aquí, y fue a saquear la ciudad de Patraix (726); y luego saqueó la Xifel.lonia (727) y el Ducat (728) y toda la isla del Curfó (729), que ya había saqueado anteriormente. Y luego puso rumbo a Polla (730), y desembarcó en Brandis (731).

Y en Brandis, estuvo a punto de caer en la trampa, ya que la víspera de su llegada, había entrado gran caballería de franceses, de los que era jefe l'Estendard; que habían venido para defender Brandis y la región, de Berenguer d'Entença, señor de Ortrento (732), que recorría toda la región. De modo que cuando bajó a tierra con toda su gente, le salió la caballería desde Brandis hasta Santa María del Casal (733); y el almirante, que vio toda esta caballería, setecientos hombres a caballo, franceses, se tuvo por perdido. Sin embargo se encomendó a Dios, e hizo reunir a su gente, y atacó entre ellos tan denodadamente que, podéis creerme, les hizo retroceder hacia la ciudad, arrinconándolos en el puente de Brandis. Y allí hubierais visto hazañas de caballeros, dentro y fuera. Y los almogávares, que vieron este amontonamiento de combatientes, y que los franceses se defendían tan bravamente, partieron lanzas, y se colaron entre ellos, y empezaron a destripar caballos y a matar caballeros. ¿Qué os diré? Que les hubieran conseguido arrebatar el puente, cuando atacaron entre ellos de no ser porque al almirante le mataron el caballo. Y al levantarse el almirante hubierais contemplado disparos de dardos y lanzamiento de lanzas tanto de los catalanes como de los franceses, y bordonazos. ¿Qué os diré? A pesar de los franceses, ayudaron a levantarse al almirante, y un caballero suyo echó pie en tierra y le dio el caballo. Y cuando el almirante montó en el caballo, hubierais visto redoblar el combate; y les arrebataron el puente, y hubieron entrado junto con ellos de no haber conseguido cerrarles las puertas. De todas formas el almirante regresó alegre y satisfecho a sus galeras, y levantaron el campo. Y encontraron que habían muerto cuatrocientos caballeros y tanta gente de a pie, que eran innumerables; y todo el mundo consiguió un gran botín. Y probablemente el rey Carles se vio en la necesidad de enviar otra gente de refresco ya que de estos no tuvieron que preocuparse en lo sucesivo ni En Berenguer d'Entença, ni los que con él estaban en la ciudad de Otrento.

Y cuando esto acabó, el almirante fue a la ciudad de Ortrento, donde se le hizo gran fiesta, y allí refrescó a su gente, y pagó sueldo de cuatro meses a todos los caballeros y peones que había con En Berenguer d'Entença, en nombre del señor rey de Sicília. Y luego, partiendo de Ortrento, fue a la ciudad de Tàranto, donde igualmente les entregó su paga; y después a Cotró (734), y a las Castelles (735), y a Giraix (736), y a la Amandolea (737), y a Pendedàtil (738), y al castillo de Santa Agata (739) y a Rèjol (740). Y tras este periplo entró en Messina, donde se encontraba el señor rey En Jacme de Sicília, y madona la reina su madre, y el infante En Frederic; y no me preguntéis si se le hizo fiesta, que nunca hubo semejante fiesta en ninguna parte. Y madona la reina sintió gran placer cuando lo vio, y lo acogió y lo honró mucho más de lo que solía; y sobretodo dona Bella, su madre, quien sintió gran alegría y satisfacción; y lo mismo el señor rey de Sicília quien le hizo gran honor, y le concedió castillos y lugares, y le dio tal poder, que el almirante hacía y deshacía, por mar y por tierra a voluntad; y el señor rey de Sicília, se sentía poderoso con su compañía.

Ahora dejaré de hablaros de él y del señor rey de Sicília, y volveré a hablar del señor rey de Aragón.


NOTAS


712. Posiblemente Zarzis, junto a Djerba, en tierra firme. Tunicia. Podría tratarse también de Ras Jdair, muy cerca, pero ya en la actual Libia.

713. Tulmaythah, en el golfo de Sidra, más arriba de Bengasi. Libia.

714. Topónimo no localizado. Hay que pensar por lo que sigue que podría tratarse de la Cirenaica.

715. Trípoli. En el Golfo de Sidra. Libia.

716. Cobertizo, a manera de manta, para cubrir a los soldados que se acercaban al muro para minarlo

717. Creta. Isla de Grecia.

718. Khaniá. Ciudad de Creta.

719. Recordemos que la palabra Romanía designaba el imperio latino de Oriente con sede en Constantinopla.

720. Posiblemente Kíthira, isla frente a Neápolis en el Peloponeso.

721. Topónimo no localizado. La traducción literal es isla de las codornices.

722. Koroni. Al sur del Peloponeso.

723. Methoni. Al sur del Peloponeso.

724. Debe tratarse de las playas al norte de Kiparissia, ya que la baronía de Matagrifó, comprendía el centro oeste del Peloponeso, encontrándose el castillo de Matagrifó cerca de la actual Dhimitsana.

725. Killini. Al noroeste del Peloponeso

726. Patrai. Al norte del Peloponeso.

727. Kefallinia. Isla al noroeste del Peloponeso.

728. Aunque en otras partes del libro, al hablar del Ducat, se refiere al Ducado de Atenas, por la trayectoria naval seguida, debe tratarse de la costa occidental de Grecia.

729. Corfú o Kérkira. Isla al oeste de Grecia, ya en la frontera con Albania.

730. Puglia, región sudoriental de Italia.

731. Brindisi. Italia.

732. Otranto.

733. Santa Maria del Casale, junto a Brindisi.

734. Crotone. Cerca del Capo Colonna.

735. Le Castella. En Calabria.

736. Gerace. En Calabria.

737. Amendolea. En Calabria.

738. Pentidattilo. En Calabria

739. Santa Agata del Bianco. En Calabria.

740. Reggio di Calabria