1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dimarts, 17 de febrer de 2009

Crònica de Ramon Muntaner (CLVII)

El jovenet (20 anys) rei Alfons decideix la guerra contra la veïna Castella. Com bé li diuen els seus consellers això significarà la guerra contra tot lo món.


CLVII


Y una vez el señor rey hubo dicho esto, se levantaron los del consejo; y el que primero se levantó dijo:

- Señor, loado y bendito sea nuestro señor verdadero Dios, que tanta gracia ha concedido a vuestros reinos ya que de tal forma los provee Dios de buenos señores, y valientes, y arrojados, y con abundancia de toda perfección, y cada día vamos de bien en mejor; por lo que debemos estar todos muy alegres y satisfechos. Verdad es, señor, que esta es la primera empresa que vos habéis iniciado desde vuestra coronación; y es la más elevada empresa que nunca emprendiese señor alguno, por cuatro razones: la primera, que vos emprendéis guerra contra uno de los más poderosos señores del mundo, y además es vuestro vecino más cercano; y otra que vos todavía permanecéis en guerra contra la Iglesia romana, y contra la casa de França y contra el ejército del rey Carles, en una palabra, prácticamente contra todo el mundo; la tercera, tened en cuenta que el rey de Granada, cuando os vea en tales afanes, estad seguro de que romperá las treguas que había firmado con el señor rey vuestro padre; y lo mismo harán todas las repúblicas del mundo, ya que como la Iglesia está contra vos, os son contrarias. Y así señor, tened en consideración que la guerra que mantenéis es contra todo el mundo. Pero sin embargo, puesto que en vuestro corazón lo habéis decidido, y defendéis la verdad y el derecho frente a todos, estad seguro de que Dios, que es verdad y rectitud, estará de vuestra parte, y tal como ha defendido al señor rey vuestro padre con gran honor, de la misma forma, si a Dios place, lo repetirá con vos y con todos nosotros. Y yo os digo, en mi nombre y en el de todos mis amigos, que me comprometo, mientras la vida me lo permita y con todo lo que posea, y que no os fallaré nunca, sino que, señor, os ruego que me pongáis en el sitio más peligroso que tengáis, y tomadme y ayudaos de todo cuanto yo y mis amigos tengamos, e, incluso, tomad a mis hijos e hijas, y utilizadlos, cuando sea necesario, allá donde os plazca.

Y tras haber hablado este ricohombre, se levantó otro que dijo similares palabras. ¿Qué os diré? De uno en uno todos se levantaron, y cada cual se comprometió tan a fondo como lo había hecho el primero. Y tras esto el señor rey les dio muchas gracias y les dijo muy buenas palabras.

Y enseguida eligieron dos caballeros, uno catalán y otro aragonés, que envió a Castilla con los desafíos. Y el señor infante, antes de partir de Aragón, escogió quinientos caballeros que lo siguiesen. Y no os diré quinientos, que si hubiese querido dos mil, los podría haber tenido, que no era preciso que buscase a nadie, sino que todos venían a ofrecerse, y a rogar que le pluguiese aceptar que fueran con él; pero él no quería más, sino los que el señor rey le había ordenado. Y cuando esto acabó, fue a Catalunya, y del mismo modo todos los ricoshombre y caballeros de Catalunya acudieron a ofrecérsele; y así en pocos días había reunido otros quinientos caballeros y muchos peones de mesnada. Del reino de Valencia no necesito hablar, que todos acudían allá donde estaba, a ofrecérsele, como si repartiera indulgencias; y así reunió toda la compañía que necesitaba, en muy poco tiempo, y eran todos ellos los mejor preparados que nunca siguieran a señor. Y a todos les conminó para que a fecha fijada se encontrasen en Aragón, en Calataiú.

Ahora dejaré de hablar del señor infante, y volveré a hablar del señor rey N'Anfòs.