1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dilluns, 23 de febrer de 2009

Estos días azules y este sol de la infancia...

Ahir, 22 de Febrer, va fer setanta anys que morí Antonio Machado, exiliat a Cotlliure, a pocs pasos de la frontera, amb un magnífic vers, com tots els seus, alexandrí a la butxaca:

"Estos días azules y este sol de la infancia..."


Com sobreviure a la pena per la catàstrofe que estava sofrint Espanya?

Com sobreviure a la vergonya d'allò que estava succeint a França? Cinc dies abans, un diari de la zona, "Le flambeau (la torxa) du Midi" publicava aquest comentari:

"Le raisonnement est simple: les refugiés sont là parce qu’ils fuient la justice de Franco. S’ils fuient c’est qu’ils ont (tous) quelque chose à se reprocher.[…] Ce sont des «criminels» , «des pillards» et des «révolutionnaires». Donc la menace est double pour l’ordre public, l’heure est grave..."

"El raonament és simple: els refugiats són allà perquè fugen de la justícia de Franco. Si fugen és que ells tenen (tots) alguna cosa a retreure's. [...] Són "criminals", "saquejadors" i "revolucionaris". Per tant l'amenaça és doble per l'ordre públic, el moment és perillós..."


Quina indecència, no és cert?

Clar que nosaltres, a l'actualitat, no diem coses gaire distintes dels romanesos, dels búlgars, dels sudaques, dels negrates, dels gitanos, dels...

Quina vergonya!

Descansa en pau, poeta

5 comentaris:

Rafael ha dit...

Impresionante lo que se escribía en aquella época. A veces pienso en la gente que en los años 30 contemplaba desde afuera lo que les hacían a los judíos en Alemania, por ejemplo; y me pregunto -como tú haces- que pensarán de nosotros en el futuro cuando nos juzguen como contemporáneos que somos de los genocidios de África, Yugoslavia, Oriente Medio...

armando alonso ha dit...

Hace dos años tuve la oportunidad de leer "Les Séquestrés de Collioure : Un camp disciplinaire au Château royal en 1939" / Grégory Tuban. - Perpignan : Mare Nostrum, 2003. - 171 p., que encontré en la Biblioteca del Institut Francais de Madrid. En ese libro, escrito por un periodista francés, se detalla de manera muy clara el sufrimiento de los exiliados españoles. Es un libro que merece la pena leer y que yo recomendaría a quienes tengan interés por conocer el trato que recibieron esos españoles, tanto por parte del gobierno francés, como de la población en general. El autor nos descubre una historia que, al menos yo, desconocía.
El libro está en francés y no sé si está traducido al castellano.
Un saludo.

XARBET ha dit...

Si, quina vergonya. En aquest moments en que la dreta espanyola esta sota sospita de corrupció, veig que la vergonya no es patrimoni de tothom, nomes de uns privilegiats.

lacarretera ha dit...

Pues sí, una vergüenza.

Al comentario de Rafael yo añadiría que las generaciones venideras también sentirán vergüenza del trato que dispensamos a esos pobres parias que llegan a nuestras costas en pateras. Los "sin papeles", esos esclavos o braceros de las sociedades ricas y desarrolladas del siglo XXI, cuya tragedia cotidiana ignoramos abiertamente.

Bueno, y lo que ha comentado Julio sobre lo que se está empezando a ver en Italia con los rumanos y gitanos. Una vergüenza. Y un peligro latente.

Por cierto, qué maravilla el verso de Machado. Precisamente estos días estamos teniendo en el Mediterráneo unos días muy azules y unos cielos de infancia.

Salut

colombine ha dit...

El viento ha sacudido
los mustios olmos de la carretera,
levantando en rosados torbellinos
el polvo de la tierra.
La luna está subiendo
amoratada, jadeante y llena.

Los caminitos blancos
se cruzan y se alejan,
buscando los dispersos caseríos
del valle y de la sierra.
Caminos de los campos...
¡Ay, ya, no puedo caminar con ella!