1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dimarts, 3 de març de 2009

Fernando de Rosa, vice-president del CGPJ. No em fotràs, tort, que t'hi veus

Un defecte que patim les persones diguem-ne lleugerament esquerranes, és l'acusat sentit de vergonya pròpia i aliena que manta vegada ens paralitza, per allò de no caure en estridències i demagògies que considerem impròpies de gent civilitzada.

Perquè, de no ser per aquest motiu, com explicar-nos el silenci sobre les reunions de tot un vice-president del CGPJ amb el senyor Camps, un possible imputat en un cas judicial?

I la premsa significa molt poc, sobretot si parlem de premsa local.

Jo no sé si el Molt Honorable President de la Generalitat de Baix, allò que s'han empescat a dir Comunitat Valenciana, per tal d'evitar el nom que en la transició ens donàrem a molta honra, País Valencià, és tan honorable com el seu càrrec exigeix. Però la cosa que em sembla molt evident és que el senyor de Rosa, ha comés una greu equivocació (si només ha estat això i no una grossa irregularitat) i que hauria de dimitir del seu càrrec, o ser cessat immediatament.

Però què hi farem! és de dretes, i aquests no dimiteixen mai, ni mai s'equivoquen, ni, mai reconeixen el més mínim error, la més insignificant irregularitat.

I si no, que li ho pregunten al senyor Fabra.

Un altre que tal.

De Rosa incumplió la ley si en sus reuniones con Camps lo asesoró sobre su implicación

El vicepresidente del gobierno de los jueces se vio al menos dos veces con el presidente. La Ley Orgánica del Poder Judicial prohíbe a los jueces aconsejar jurídicamente se cobre o no

Levante-EMV, Valencia

Ni cobrando, ni gratis. Ni en un despacho oficial ni en un domicilio particular, ni en el bar de la esquina. Los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por ejemplo Fernando de Rosa, como árbitros que son tienen la obligación legal de desarrollar su actividad con dedicación exclusiva y les está tajantemente prohibido desempeñar cualquier otra tarea, pública o privada, "por cuenta propia o ajena, retribuida o no", además de la propia de su cargo.

Así de contundente es la Ley Orgánica del Poder Judicial, cuando, en el artículo 117, establece el régimen de incompatibilidades de los integrantes del órgano de gobierno de los jueces. Para que no quede ninguna duda de que el asesoramiento en materia legal está claramente incluido entre las tareas proscritas, el apartado segundo del artículo 389 de la citada ley, lo subraya: "el cargo de juez o magistrado [incluye a los miembros del CGPJ] es incompatible con todo tipo de asesoramiento jurídico, sea o no retribuido". Así pues, con la ley en la mano, el vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa, tendría un serio problema jurídico, al margen del político, si se demostrara que en las reuniones que mantuvo con el presidente Francisco Camps y varios consellers y altos cargos asesoró sobre el escenario judicial que podría plantearse si el jefe del Consell es implicado en la trama.

Esas citas en casa propia o en territorio institucional tendría al menos tanto recorrido que la rocambolesca estanmpa del juez, el ministro de justicia y toda la cornamenta de los muflones y venados abatidos en la cacería de Jaén que acabó costándole el cargo al ministro Fernández Bermejo. Aquello fue un desliz político en toda regla. De hecho, allí se especuló con el motivo de las conversaciones si las hubo. En los al menos dos encuentros mantenidos por De Rosa con Camps no hay, ni por la agenda ni por el escenario, orden del día lúdico que explique el encuentro entre dos amigos y unos cuantos agregados.

El primero de ellos, del que informó este diario, se produjo el 13 de febrero en el domicilio del magistrado y ex conseller de Justicia, en la Avenido Barón de Cárcer. El segundo tuvo lugar una semana después en el Palau de la Generalitat. Preguntado por este diario sobre el contenido de la reunión en su casa, De Rosa se limitó a contestar: "No voy a contar lo que hago en mi vida privada", tras señalar que ni confirmaba ni desmentía la reunión. Fuentes oficiales de Presidencia se instalaron en la misma versión, aunque destacaron que entre Camps y su ex subordinado De Rosa hay "una relación personal, que es muy conocida". No obstante, a esa reunión acudieron al menos dos consellers y algún otro alto cargo. El encuentro se celebró el día que los periódicos publicaron el auto del juez Baltasar Garzón en el que se desenmarañaba el entramado de 23 empresas montado por Francisco Correa, Pablo Crespo Sabaris y Antoine Sánchez, entre otros, para, a través del presunto soborno a políticos y funcionarios, lograr contratos de la Administracion y desviar los fondos a paraísos fiscales.

Ese mismo día trascendió, además, que el magistrado apreciaba "serios indicios" de que aforados del PP podrían estar implicados. En ese contexto se habría convocado, según fuentes solventes, el improvisado gabinete de crisis para evaluar la situación jurídica y política en casa de Fernando de Rosa. En un edificio propiedad de la familia del ex conseller en el que hace años estaba la sede del PP valenciano, concretamente en la primera planta. El jueves 19 de febrero, de buena mañana, en la tertulia de Canal 9, De Rosa soltó la traca al afirmar que si Garzón no se inhibía en la causa a favor del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) "podríamos estar pasando una línea roja muy importante, que es la prevaricación". "Puedo decir que si yo fuera juez y en un procedimiento hubiera la más mínima sospecha de que hubiera un aforado, la responsabilidad del juez es paralizar el procedimiento y remitirlo al órgano competente". "Al presidente de la Generalitat sólo lo puede investigar el TSJCV", concluyó.

Al cabo de unas horas, De Rosa visitó el Palau. El número dos del CGPJ aseguró a este diario que había ido a recoger teletipos. Salió así al paso de las informaciones sobre una reunión, a la que también habría asistido el ex ministro Michavila, de un minigabinete de crisis. El vicepresidente Rambla también participó en el encuentro.

2 comentaris:

Rafael ha dit...

Tienes toda la razón Julio; y es una mala noticia que los medios de comunicación estén perdiendo sensibilidad en relación a estas cuestiones. Quienes desempeñan cargos tan altos no solamente deben ser honestos e imparciales, sino también parecerlo. Menos mal que, al menos, en la blogosfera se pueden denunciar situaciones como la que tu señalas.
Saludos.

colombine ha dit...

esto tiene que explotar ..sin más remedio ...es tremendo ya el tufo que se respira de la impotencia que tenemos los ciudadanos de a pie al comprobar que...los que supuestamente deberían defendernos...son los más coruptos ...

Cómo no rueden más cabezas...las de estos corruptos negreros las primeras...como no se desentrañe la trama mafiosa de la comunidad de madrid...el barco se va a pique...lo que ya dudo a veces es si es lo que estoy desenado...ese naufragio...en el que esa gentuza mueran ahogados en sus propias heces...

un beso Julio