1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dimecres, 18 de març de 2009

Memòries de la postguerra. El senyor Lloret i don Camulo

EL SENYOR LLORET I DON CAMULO

Ja fa algun temps vaig publicar un post parlant del senyor Lloret, universitari, catòlic i anarquista al 36, any en què ens va caure a sobre una guerra incivil que va assolar Espanya durant tres anys i un llarg repicó. En aquell post parlava de la seua estància a un camp de concentració i el posterior exili que el va portar a residir a València, on es va casar, i on el vaig conèixer.

Avui voldria portar-vos una altra anècdota, anys posterior, ocorreguda durant la celebració per part de l’empresa on treballava com a comercial, la Bayer, dels no-sé-quants-anys d’establiment a València, o potser a Espanya.

Continuaven els foscos temps de la inacabable postguerra, encara que, a través de múltiples esquerdes, ja començava a clarejar. Regnava aleshores a València, com a governador militar o civil, què més dóna, un tal don Camilo, batejat per la gent com a don Camulo, sembla que merescudament. No he aconseguit esbrinar mai, si aquest personatge tenia res a veure amb el famós don Camilo Alonso Vega, a qui també se li aplicava ben justificadament aquest malnom.

Durant el vi espanyol, crec que així s’anomenaven aquests saraus, hi hagué un moment que el moviment brownià deixà front a front don Camulo i el senyor Lloret, i algú de l’empresa, possiblement el cap de personal, amb la millor intenció del món, o no, qui ho sap!, els va presentar:

– El senyor Lloret, de Barcelona... – digué el representant de la Bayer, intentant segurament justificar un irreductible accent, mai no perdut ni amagat malgrat els anys passats a Sueca, accent del que puc donar fe que, als setanta, quan el vaig conèixer, encara conservava.

– Mucho gusto – digué don Camulo, afegint tot seguit la gracieta – De Barcelona? probablemente será usted catalanista.

I amb l’inconfundible accent que el caracteritzava, (imagineu el diàleg que segueix, recitat per l’Eugeni), el senyor Lloret respongué ràpid:

– Probable, no. Seguro.

– Hombre...

– Miri lo que li digo – continuà el senyor Lloret, – miri, a Barselona, a Catalunya, son catalanistas, los que lo disen, los que no lo disen, i los que niegan serlo.

– Ya... en el buen sentido de la palabra...

– En el bueno o en el malo, – el tornà a tallar l’amic Lloret – todo pamplinas. Lo importante es serlo.

I picà sola, féu mitja volta, i se n’anà, deixant don Camulo amb un pam de nas.

Clar que eren altres temps. Però per descomptat altres persones. Havien fet la guerra.

4 comentaris:

jpolinya ha dit...

Esta es la traducción obtenida utilizando el traductor de google:

traductor

para el que no lo conozca, basta con poner la url de la página que se quiere traducir e indicar entre qué dos idiomas. La verdad es, aunque con algún pequeño error, fácilmente comprensible.

EL SEÑOR LLORET Y DON CAMULO

Ya hace algún tiempo publiqué un post hablando del señor Lloret, universitario, católico y anarquista al 36, año en que nos cayó encima una guerra incivil que asoló España durante tres años y un largo repicó. En ese post hablaba de su estancia en un campo de concentración y el posterior exilio que le llevó a residir en Valencia, donde se casó, y donde le conocí.

Hoy quisiera traeros otra anécdota, años posterior, ocurrida durante la celebración por parte de la empresa donde trabajaba como comercial, la Bayer, los no-sé-cuantos-años de establecimiento en Valencia, o quizá en España.

Continuaban los oscuros tiempos de la interminable posguerra, aunque, a través de múltiples grietas, ya empezaba a clarear. Reinaba entonces en Valencia, como gobernador militar o civil, ¿qué más da, un tal don Camilo, bautizado por la gente como don Camulo, parece que merecidamente. No he conseguido averiguar nunca, si este personaje tenía nada que ver con el famoso don Camilo Alonso Vega, a quien también se le aplicaba bien justificadamente este mote.

Durante el vino español, creo que así se llamaban estos saraos, hubo un momento que el movimiento browniano dejó frente a frente don Camulo y el señor Lloret, y alguien de la empresa, posiblemente el jefe de personal, con la mejor intención del mundo, o no, quién sabe!, los presentó:

- El señor Lloret, de Barcelona ... - Dijo el representante de la Bayer, intentando seguramente justificar un irreductible acento, nunca perdido ni escondido a pesar de los años pasados a Sueca, acento del que puedo dar fe que, en los setenta, cuando le conocí, todavía conservaba.

- Mucho gusto - dijo don Camulo, añadiendo a continuación la gracieta - ¿De Barcelona? probablemente será usted catalanista.

Y con el inconfundible acento que lo caracterizaba, (imaginad el diálogo que sigue, recitado por Eugeni), el señor Lloret respondió rápido:

- Probable, no. Seguro.

- Hombre ...

- Mire lo que le digo - continuó el señor Lloret, - mire, en Barselona, en Cataluña, son catalanistas, los que lo disen, los que no lo disen, y los que niegan serlo.

- Ya ... en el buen sentido de la palabra ...

- En el bueno o el malo, - le volvió a cortar el amigo Lloret - todo pamplinas. Lo importante es serlo.

Y dió un taconazo, media vuelta, y se fue, dejando a don Camulo con un palmo de narices.

Claro que eran otros tiempos. Pero desde luego otras personas. Habían hecho la guerra.

Uru ha dit...

Moltes gràcies per avisar-me!!!
És boníssim, de debò t'ho dic. Caldria emparperar Catalunya amb ell a veure que hi diuen els espanyolistes.
"En Cataluña son catalanistas los que lo dicen, los que no lo dicen y los que niegan serlo"... Gran frase!!!
Llàstima que som plens de gent que no ho reconeixerà ni sota pressió.
Petonassos

El Escocés ha dit...

Sensacional!!! :-) Desde luego todo un carácter, el señor Lloret, con las cosas más claras que el caldo de un asilo...

Un abrazo, Julio.

colombine ha dit...

hola Julio...

"En Cataluña son catalanistas los que lo dicen, los que no lo dicen y los que niegan serlo"...

Mi admiración por el señor LLoret...ya que personas así ya vamos echando de menos ...En la sociedad que vivimos ,donde tanto priman los intereses...ya lo normal es que la gente "diga lo que es según conveniencia..",..la hipocresía extendida a todos los niveles...

Gracias por el aviso...

Ya sabes,..no cuesta ningún trabajo cuando tengas temas nuevos..un correo colectivo a los que sabes que nos interesa lleerlo...yo por lo menos te lo agradeceré un montón...

BESOS ..y gracias por todo..