1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

divendres, 26 de desembre de 2008

Crònica de Ramon Muntaner (CVI)

I ara, un lleuger flash-back.

Un cavaller francès, Misser Arnau d'Avella, intenta fer mèrits, confiant en la flota que Carles està armant a Nàpols, i de la qual ja hem vist al capítol anterior la desfeta a mans d'en Roger de Llòria.

De manera que ho prepara tot i desembarca a Augusta, amb tan mala sort que quan hi arriba no sap res de la batalla del Capo Palinuro, i l'arribada victoriosa d'en Roger a Messina.

Vull fer notar la retranca amb la que parla Muntaner dels francesos i el seu desconeixement sobre la mar.


CVI


Verdad es que, mientras que esta flota de los condes se armaba en Nàpols, un ricohombre de França, llamado misser Arnau de Avella, que era barón, y tenía un gran ejército, decidió que él, por su cuenta, podría emprender alguna hazaña señalada que revirtiese en honor de él y de los suyos, y que fuese grata al rey Carles, puesto que había salido de França en su apoyo. Y acudió al príncipe, y le dijo:

- Príncipe, sé que tenéis veinte galeras de carga en Brandis (531). Plázcaos hacerlas armar, y que estén listas; y haced correr la voz que me queréis enviar a la Morea (532) con caballería; y que enseguida embarquen todos, voluntariamente o a la fuerza. Y yo, con trescientos hombres a caballo, todos naturales míos y de mis parientes, embarcaré con los caballos en las galeras, y desembarcaré en Sicília, en Agosta (533), donde hay un buen puerto y un castillo bueno y hermoso, que yo ya he señoreado en nombre de vuestro padre; y en este momento el rey de Aragón, no se preocupa de vigilarlo, y la villa no se encuentra bien amurallada, y con la chusma de mis galeras entraremos fácilmente. Y de este modo atacaremos con el conde de Brenda y el conde de Montfort por una parte, y los condes que han ido a Xifal.ló (534) atacarán por la otra. De este modo quemaremos y arrasaremos toda la isla, y reconfortaremos a los castillos que todavía nos son leales. Y mientras que En Roger de Lòria se encuentra fuera de Sicilia, nosotros podremos hacer lo que he planeado.

¿Qué os diré? El príncipe tenía a misser Arnau de Avella por tan buen caballero, y por tan sabio, que confió en lo que le dijo, y se lo permitió. Y tal como lo había planeado así se hizo; que mientras el almirante se encontraba en Líper, se prepararon y partieron de Brandis, y arribaron a la villa de Agosta, y la combatieron y la tomaron y la saquearon. Y cuando esto hicieron y hubieron desembarcado, el capitán de las galeras preguntó por la situación en la isla (dicho capitán era de Brandis y se preocupó de ello, porque los franceses venían con tanto orgullo, que no se preocupaban de preguntar nada, sino de quemar y saquear la villa; sin embargo el capitán tenía el ay en el corazón a causa de Roger de Lòria y preguntó por él), y algunos hombres de los que habían capturado en Agosta le respondieron y dijeron:

- Sèñer, tened por cierto que hoy hace tres días que el almirante arribó a Messina.

Y le contaron todo lo ocurrido. Y enseguida el capitán de las galeras fue a misser Arnau de Avella y le dijo:

- Misser Arnau, si lo permitís, esta noche me acercaré con las galeras a Calabria, y recogeré a la compañía que el príncipe nos habrá enviado y que estará en la playa. Y así estaréis mejor acompañado; puesto que yo aquí, con las galeras, no os hago ningún servicio.

Y los franceses son una gente tal, que de los asuntos del mar creen todo lo que se les dice, ya que ellos no saben nada; y así le dijo que fuese con buena ventura, y volviese enseguida. Y de la ida no hay nada que contar, que si lo dijo al sordo no lo dijo al perezoso; sin embargo tuvo la ventaja de que misser Arnau le diera licencia, aunque si no se la hubiera dado igualmente esa noche hubiera zarpado, que bien sabía e imaginaba que en mala hora habían venido. Y por tanto desembarcó las provisiones, y todo lo que llevaba propiedad de los caballeros, y a la noche zarpó. Pero no creáis que se preocupó de la playa de Estil (535), sino que viró en redondo y puso rumbo a las Colones (536), y no paró hasta que llegó a Brandis; y cuando llegó a Brandis, atracó las galeras frente a las atarazanas (537), y cada cual se marchó a donde quiso, y todavía, si queda alguien vivo, seguirá huyendo.

Ahora lo dejaré estar, que ya ha dejado a salvo las galeras y en buen lugar, y volveré a hablar del infante y del almirante.


NOTAS


531. Brindisi. Calabria, en el Adriàtico

532. Península del Peloponeso. Grecia

533. Augusta. Sicilia

534. Cefalú. Sicilia

535. Punta Stilo. Calabria.

536. Capo Colonna. Calabria.

537. Atarazana. Astillero y arsenal de embarcaciones