1libro1euro

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

traductor

Charles Darwin quotation

Ignorance more frequently begets confidence than does knowledge: it is those who know little, and not those who know much, who so positively assert that this or that problem will never be solved by science

Jean-Baptiste Colbert quotation

L'art de l'imposition consiste à plumer l'oie pour obtenir le plus possible de plumes avec le moins possible de cris

Somebody quotation

El miedo es la via perfecta hacia el lado oscuro. El miedo lleva a Windows, Windows a la desesperacion, esta al odio hacia Bill Gates y ese odio lleva a LINUX

Vares Velles

Vares Velles
Al Tall

Això és Espanya (vara seguidilla) per Al Tall

dijous, 18 de desembre de 2008

Crònica de Ramon Muntaner (XCIX)

Corts a Palerm amb el nomenament de Jaume II com a regent, en representació tant de son pare Pere III, com de sa mare Constança de Hohenstauffen.


XCIX


Cuando la fiesta hubo durado en Palerm ocho días completos, y madona la reina y los infantes estuvieron recuperados del viaje por mar, madona la reina celebró consejo con misser Joan de Pròixida (504) (que era de los más sabios hombres del mundo, y había venido con ella), y con otros ricoshombre y caballeros venidos con ella, y con En Corral Llança, que también había llegado con ella, y con el señor infante En Jacme; y ella celebró consejo con todos ellos, y les pidió su consejo. Y misser Joan y los otros le aconsejaron que enviase cartas a todas las ciudades y villas de la isla, para que enviasen síndicos y procuradores a Palerm.

- Y que en diez días desde la recepción de vuestra carta, acudan a Palerm, a la corte que vos queréis convocar; y asimismo los ricoshombre y caballeros de Sicília. Y así, cuando estén reunidos les diréis lo que haya que decirles.

Y madona la reina y el señor infante En Jacme dieron por bueno este consejo; y así se cumplió.

Y cuando llegó el día fijado, todos acudieron a Palerm; y se reunieron, aquel día, todos en corte general, en la Sala Verde de Palerm. Y allí se levantó el trono de madona la reina y de los infantes, y luego los asientos de los ricoshombre y de los caballeros; y luego todo el común se sentó en tierra, en la que habían esparcido alfombras. Y la noche antes madona la reina y el señor infante llamaron a misser Joan de Pròixida, y le dijeron lo que había de decir, y que hablase en su nombre, esto es en nombre de madona la reina y de los señores infantes; y que presentase las cartas que el señor rey de Aragón enviaba a toda la comunidad de Sicília en general, y asimismo las que enviaba específicamente a cada uno de los lugares y a los ricoshombre.

Y así cuando todos estuvieron reunidos, madona la reina se levantó y les dijo:

- Barones, misser Joan de Pròixida, en nuestro nombre, os hablará. Y así, escuchad lo que os diga, que será como si nos os lo dijéramos personalmente.

Y volvió a sentarse. Y misser Joan se levantó; y como era uno de los más sabios hombres del mundo, dijo:

- Barones, mi señor el rey de Aragón os saluda efusivamente y os envía esta carta, a toda la comunidad de Sicília en general.

Y ahora os leerán la carta; y cuando la lean, podréis saber lo que se os envía a decir.

Y yo luego, en nombre de madona la reina y de los infantes, os diré lo que deba deciros:

Y enseguida dio la carta a misser Mateu de Tèrmens, y se la puso en la cabeza, y luego, con gran reverencia, besó el sello y la abrió en presencia de todos; y cuando la hubo abierto, la leyó, de modo que todos lo pudiesen escuchar.

Y la substancia de la carta era esta, que él les daba su gracia, y les hacía saber que les enviaba a la reina Constança, esposa suya y señora natural de ellos; y que les ordenaba y les decía que la tuviesen por señora y reina, y que la obedeciesen en todo, y que la amasen. Y todavía más, que les enviaba al infante En Jacme, su hijo, y al infante En Frederic, también hijo suyo; y que les encomendaba y ordenaba que, después de la reina y de él, que cuidasen y tuviesen al infante En Jacme, hijo suyo, por jefe y por mayor y por señor, en su lugar y en el de la reina su madre. Y dado que no le era posible a la reina estar cada día y a todas hora en consejo, que en lugar de con ella, determinasen y dispusiesen y librasen consejo sobre cualquier tema con el infante En Jacme; y que, salvo por él mismo, no hiciesen nada si la reina, o el infante en nombre de la reina, no les autorizaba; y que estuviesen seguros que encontrarían tanta gracia en el señor infante, que bien contentos estarían.

Y cuando la carta fue leída, se levantó misser Alaime en nombre de todos, y dijo:

- Señora reina; bienvenida seáis; y bendita la hora en que vos llegasteis entre nosotros, y los infantes; y bendito sea nuestro señor rey de Aragón, que en nuestra custodia y defensa os ha enviado. Por lo que rogamos todos a nuestro señor verdadero Dios Jesucristo, y a su bendita madre, y a todos sus benditos santos, que dé vida al señor rey y a vos, señora, y a todos vuestros hijos; y que nos acorte los días a nosotros y los alargue en buena vida a vosotros, y que Dios os proteja a vos, a nosotros y a todos vuestros pueblos. Y nosotros, señora, os recibimos todos en este momento, en nuestro nombre y en el de todos los que no están, de parte de nuestro señor el rey, a vos como nuestra señora y reina, dispuestos a acatar y cumplir todo lo que digáis; y recibimos a los señores infantes como a los que serán nuestros señores; y después del señor rey y de vos, fundamentalmente recibimos al señor infante En Jacme como jefe y mayor, y como señor, en lugar del rey y de vos. Y para mayor firmeza, juro por Dios y por los santos Evangelios, por mí y en nombre de toda la comunidad de Sicília, que atenderé y cumpliré con todo lo que he dicho.

Y así lo juraron todos los que asistían a la corte, por ellos y en nombre de los lugares de los que eran síndicos. Y tan pronto como hubo jurado, se levantó y fue a besar la mano a madona la reina y a los infantes; y cada uno de los síndicos, y de los ricoshombre, caballeros y honrados ciudadanos hicieron otro tanto.

Y cuando esto fue firmado y aceptado por madona la reina, se levantó el mencionado misser Joan de Pròixida, y les dijo:

- Barones: madona la reina acepta y da gracias a Dios y a vosotros de la buena disposición que le habéis mostrado, y os promete que siempre, tanto en general como en especial, os amará, y os honrará y os ayudará con el señor rey y con sus hijos en todo lo que pueda y sea bueno y honesto; y os ruega y os ordena que de aquí en adelante cuidéis al señor infante En Jacme como a señor vuestro (505), en lugar del señor rey su padre, y de ella misma, ya que no es conveniente que vaya por las tierras, y él deberá visitar todos los lugares como señor, y tendrá que ir a las guerra y manejar los asuntos, tanto en hechos de armas como en otros peligros. Que estos infantes nuestros son de tal linaje, que no se precian nunca de nada tanto como de ser buenos en armas; y así lo han sido todos sus antecesores, y así lo serán ellos y todos los que de ellos saldrán. Por lo que es menester que los sigáis y los cuidéis, y mayormente al infante En Jacme, que desde este momento entra en los asuntos y en las guerras; que el infante En Frederic es tan pequeño y de tan pocos días, que no queremos que se aleje de nos hasta que se haga mayor.

Y se levantó misser Alaime, y respondió en nombre de todos, a madona la reina y a los infantes, que todo se cumpliría, si a Dios pluguiese, tal como madona la reina lo ordenaba.

- De forma que Dios y nuestro señor el rey, y vos, madona, y los infantes, y todos vuestros amigos y súbditos, quedarán satisfechos.

Y luego de esto madona la reina los persignó y los bendijo a todos, y les dio su gracia y su bendición.

Y todos se levantaron, y cada cual regresó a su tierra, con gran alegría y contento. Y misser Joan dio a cada uno las cartas que en particular para cada lugar habían sido hechas, y para cada ricohombre.


NOTAS


504. Giovanni da Procida. Salerno, (Sicilia hacia 1210 - Roma 1299) Alto funcionario real. Médico del emperador Federico II, fue señor de la isla de Prócida. Sirvió al rey Manfredo, conspiró contra Carlos de Anjou. Fue canciller de Pedro II, quien le concedió diversas baronías en Valencia, donde se ha conservado su linaje.

505. Nos encontramos a finales de 1284 o principios de 1285, por lo que el infante Jaume tiene unos 27 años mientras que el infante Frederic tiene sólo unos doce años

1 comentari:

67daniel ha dit...

Un abrazo, amigo, y gracias por esta otra nueva publicación.

Esperando más batallas y menos mitines con reinas y diplomáticos...

Sahha.

Daniel.